¿Las enseñanzas rosacruces no son sólo algo teórico, o incluso especulativo?

Las monografías de la Orden Rosacruz no transmiten nunca un conocimiento limitado a teorías especulativas. Las enseñanzas tienen por el contrario un carácter muy práctico y están concebidas de tal manera que se puedan utilizar para actuar de forma concreta en la vida cotidiana.

¿Son enseñanzas dogmáticas?

No. La filosofía mística que perpetúa la AMORC está libre de dogmas y en ella no está incluido ningún credo sectario. Al estudiante rosacruz se le pide desde el comienzo de su afiliación que sea siempre un auténtico punto de interrogación ante los conocimientos que le van a ser transmitidos. En todo momento es libre de rechazar los principios que choquen con su comprensión personal o que no sean de su aprobación. El objetivo de la filosofía rosacruz no es proporcionar a sus miembros respuestas categóricas acerca de las diversas materias, sino más bien inducirles a que se planteen preguntas. Este procedimiento cultiva un espíritu tolerante y establece las bases de una personalidad independiente en la elección de sus propias convicciones filosóficas.

De esta forma, las enseñanzas rosacruces constituyen solo una base para la reflexión y la meditación personal, lo que permite que cada rosacruz construya progresivamente su propia filosofía de vida.

¿Es la Orden Rosacruz AMORC un movimiento oculto?

La AMORC no es ni ha sido nunca un movimiento oculto, en el sentido de que no oculta su existencia y de que su funcionamiento se ajusta a las leyes vigentes en los países donde está activa. Tampoco es una organización ocultista. En efecto, el ocultismo es una forma primitiva de esoterismo, basada en la adquisición de “poderes” psíquicos o en la manifestación de fenómenos paranormales. Ahora bien, el misticismo rosacruz es de naturaleza filosófica. Es decir, está basado en una búsqueda espiritual que tiene sobre todo como objetivo despertar las virtudes del alma humana, como la humildad, la generosidad, la tolerancia…

¿Debido a su filosofía, los Rosacruces no tienden a desvincularse de las realidades materiales?

Para los Rosacruces, el mundo material es el marco en el que se esfuerzan por aplicar las enseñanzas de la Orden Rosacruz, con el fin de trabajar al servicio del bien y adecuar su vida diaria conforme a sus esperanzas. Este mundo es para ellos el laboratorio en el que pueden conocer las experiencias necesarias para su evolución espiritual.

¿Aunque la Orden Rosacruz AMORC no sea una religión, creen los Rosacruces en Dios?

De nuevo es necesario ponerse de acuerdo en la definición que se da de Dios. Si se considera que se trata de un súper-hombre sentado en un trono situado en alguna parte del cielo y que se porta con respecto a los hombres como un padre hacia sus hijos, entonces podemos decir que los Rosacruces no creen en Dios. En efecto, esa es una concepción primitiva de la Divinidad.

Desde un punto de vista Rosacruz, Dios es más bien la Inteligencia Universal que pensó, manifestó y animó toda la Creación según leyes inmutables y perfectas. Es lo que se llama tradicionalmente el “Gran Arquitecto del Universo”. Debemos precisar igualmente que los Rosacruces no tienen la pretensión de conocer a Dios, ya que es ininteligible e incognoscible. En cambio, estudian las leyes por las cuales Él se manifiesta en el universo, en la naturaleza y en el hombre mismo, pudiendo ser estas leyes físicas o metafísicas.

¿Cómo conciben los Rosacruces el alma humana?

Como una energía espiritual que anima todo nuestro ser, en el sentido etimológico del verbo “animar”, es decir, en el sentido de “dar vida y consciencia”. En este aspecto, los Rosacruces no piensan que está situada en el corazón, el cerebro o la sangre, como enseñan algunas religiones. Del mismo modo, no está localizada en ninguno de nuestros chakras, como dicen algunos gurús orientales.

Pero el alma no se limita a animar nuestro cuerpo físico. Es también la que confiere al hombre el poder de evolucionar espiritualmente y perfeccionarse durante su encarnación terrestre. Posee para ello un atributo principal: la conciencia, que se expresa en el hombre a través de sus facultades físicas, mentales, psíquicas y espirituales.

¿Cuál es el significado exacto de la palabra “esoterismo”?

Por definición, la palabra “esoterismo” designa en realidad el “conocimiento de los misterios”, en el sentido tradicional de esta expresión. Es decir, se relaciona con el estudio de las leyes divinas, tal como se manifiestan en el universo, en la naturaleza y en el hombre mismo. Al contrario del “exoterismo”, que se refiere a las creencias y a los dogmas que las religiones enseñan a las masas, el esoterismo corresponde a la gnosis que los Iniciados se han transmitido de manera ininterrumpida a través de los tiempos.

La Orden Rosacruz AMORC lamenta que el término “esoterismo” haya sido mancillado durante estos últimos años, en particular por movimientos que pretenden ser “esotéricos”, pero muchos de los cuales en realidad solo transmiten una enseñanza del tipo “nueva era”. Del mismo modo, es deplorable que la palabra “misticismo” haya tomado una connotación peyorativa, ya que procede del término griego “mysticos”, que significa precisamente “estudio de los misterios de la vida”. En este aspecto, es el mejor sinónimo de esoterismo.

¿Cuál es la función del Gran Maestro?

Durante su mandato, cada Gran Maestro tiene como función, entre otras, responder a las cartas que los miembros del Orden le envían, recibirlos para una reunión cuando manifiesten el deseo, supervisar los trabajos realizados en las Logias y demás Organismos Afiliados, presidir las convenciones rosacruces a nivel regional, nacional o internacional, realizar conferencias públicas, dirigir seminarios internos sobre las enseñanzas rosacruces, escribir textos filosóficos o incluso libros, etc. Si se comprueba en algún momento, que el Gran Maestro de una jurisdicción no ejerce correctamente su función, éste es reemplazado por otro que se juzgue más competente. Varias veces ha sucedido que han tenido que ser destituidos Grandes Maestros, sin que por ello se haya visto afectado el funcionamiento de la Orden Rosacruz AMORC, ni el contenido de sus enseñanzas. A este respecto, podríamos decir que “los dirigentes pasan, pero la Orden permanece”. 

¿Las mujeres son admitidas en la Orden Rosacruz?

Naturalmente, y desde siempre. Hay además mujeres entre los Grandes Maestros de la Orden, lo que demuestra que se benefician del mismo estatus y de las mismas prerrogativas que los hombres.

¿Se puede poner fin a la afiliación rosacruz sin problema?

Un miembro de la Orden Rosacruz AMORC puede poner fin a su afiliación en cualquier momento y sin ninguna reserva. En este caso, se le pide simplemente que devuelva todas las monografías recibidas a la sede de su jurisdicción, ya que son propiedad legal y moral de la Orden. Desde ese momento, se espera de él que considere como confidencial todo lo que ha podido aprender en su estudio personal o en los trabajos realizados en la Logias. Esta es la única obligación a la cual debe someterse un Rosacruz en caso de dimisión. Esta norma es una forma de perpetuar el hecho de que las enseñanzas rosacruces se transmitían antaño bajo una forma oral y no existía ningún apoyo escrito.

¿La Orden Rosacruz AMORC se opone a la ciencia?

Pitágoras, considerado como uno de los sabios más grandes que la humanidad haya conocido, era un genio matemático. En cuanto a Demócrito, muy conocido en su época por su piedad, se le considera actualmente como el Padre del atomismo. En efecto, es a él a quien debemos la noción de átomo, término griego que significa “indivisible”. Desde esta lejana época, la historia abunda en místicos que han sido científicos de excepción. Los propios Rosacruces han contado entre sus miembros con científicos famosos, y aún hoy en día, algunos miembros de la AMORC son científicos de alto nivel.

La Orden Rosacruz AMORC nunca se ha opuesto a la ciencia. Además está presente en muchos temas tratados en las enseñanzas rosacruces. Por otra parte, el estudio científico es objeto de varias secciones de la Universidad Rosa-Cruz Internacional. En último análisis, tanto los místicos como los científicos tratan de comprender los misterios del universo, de la naturaleza y del hombre mismo. Dicho esto, todo el mundo sabe que “ciencia sin conciencia no es más que la ruina del alma”.

¿Existen vínculos entre las diversas jurisdicciones de la Orden?

Naturalmente. Los Grandes Maestros de las distintas jurisdicciones se comunican regularmente por diferentes medios, bien sea por teléfono, correo postal o electrónico, etc. Por otra parte, se reúnen cada año varios días para celebrar un Consejo Mundial, en el transcurso del cual cada uno de ellos realiza el balance de las actividades de su jurisdicción (las reuniones se desarrollan en inglés). También con motivo de esta reunión, se toman algunas decisiones comunes con respecto al funcionamiento de la Orden, de sus enseñanzas, etc.

¿La Orden Rosacruz AMORC se interesa por la cultura?

Convencida de que la humanidad no puede evolucionar positivamente sin el apoyo de la cultura, la Orden posee una Universidad interna, formada por Rosacruces y por simpatizantes especializados en un campo particular de la ciencia, del arte, de la filosofía… Esta Universidad, conocida en el mundo bajo el nombre de Universidad Rosa-Cruz Internacional (URCI), organiza regularmente conferencias y seminarios abiertos al público, que tratan temas profundamente culturales (las grandes teorías del universo, los misterios del espacio y del tiempo, la civilización egipcia, los fundamentos de la salud, la influencia física, psíquica y espiritual de la música, la alquimia de los sueños, la arquitectura sagrada, la ecología, etc.). Publica igualmente libros, algunos de los cuales se ha convertido en obras de referencia en sus respectivos campos.

¿Por qué ser Rosacruz?

Naturalmente, no existe ninguna respuesta categórica y aún menos dogmática a esta pregunta. Sin embargo, se puede responder considerando lo que la AMORC aporta a sus miembros. En resumen, se puede decir que ser Rosacruz, es:

  • Realizar una búsqueda espiritual no religiosa.
  • Trabajar para la instauración de un mundo más humanista.
  • Estudiar una enseñanza mística tradicional e impersonal.
  • Beneficiarse de una formación iniciática, a la vez escrita y oral.
  • Seguir una filosofía teórica y práctica.
  • Trabajar en la realización interior y en el desarrollo personal.
  • Formar parte de una Fraternidad mundial y cosmopolita.
¿El conocimiento rosacruz está basado en el intelecto?

El conocimiento rosacruz no está ni ha estado limitado nunca a los que son capaces de grandes proezas intelectuales. Por otra parte, la experiencia demuestra que lo que da valor a un místico digno de este nombre es la inteligencia del corazón. Eso no quiere decir que las enseñanzas de la Orden Rosacruz AMORC no tengan una base intelectual y no transmitan datos culturales. Significa simplemente que dan más importancia a las leyes y principios que toda persona puede aplicar en su existencia para encontrar la felicidad y hacer felices a los demás.

Ahora bien, la aplicación de tales leyes y principios depende más de las virtudes del alma que de la inteligencia cerebral, por muy potente que esta sea. Por esta razón las monografías rosacruces se presentan en un lenguaje sencillo y perfectamente comprensible, desprovisto de cualquier intelectualismo que no tendría nada que ver con la simplicidad de las grandes verdades de la existencia.

¿Los estudios de la Orden Rosacruz AMORC no corren el riesgo de apartar a los miembros de la realidad cotidiana?

Muchas personas piensan que el misticismo corresponde a un ideal de vida basado en el rechazo y la negación del mundo material. Nada es más falso. Los Rosacruces consideran que la evolución del hombre se realiza tanto en el mundo material como en el mundo espiritual. Además esta es la razón por la que ningún ser humano puede conocer la felicidad si orienta su vida hacia uno de estos dos mundos, con exclusión del otro. Ahora bien, el objetivo rosacruz es en primer lugar y ante todo traer felicidad a los que lo aplican en su vida. Esta es la razón por la que las enseñanzas de la Orden Rosacruz AMORC transmiten un conocimiento místico pero pragmático, cuyo objetivo esencial es permitir al hombre transformar su existencia y adecuarla a sus aspiraciones.

¿Quién redactó o redacta las monografías de la Orden Rosacruz?

Antes de 1909, las enseñanzas rosacruces se transmitían exclusivamente de boca en boca, en lugares consagrados a este objetivo. A partir de esta fecha, se pusieron por escrito, para poder enviarlas a los miembros de la Orden Rosacruz AMORC. En esa época, esta responsabilidad se confió a Harvey Spencer Lewis, que utilizó para este fin los archivos que los Rosacruces de Europa le habían confiado después de su Iniciación en Francia. No pudiendo realizar este trabajo él solo, se hizo ayudar por un equipo de Rosacruces perfectamente competentes.

Después, las monografías han sido completamente revisadas y actualizadas, para adaptarlas siempre a la evolución de la mentalidad actual. Este trabajo de revisión y actualización se continúa realizando permanentemente. Es supervisado por el Consejo Supremo de la Orden Rosacruz AMORC, que está formado por el Imperator y los Grandes Maestros de todas las jurisdicciones del mundo.

¿Las enseñanzas rosacruces se interesan por la psicología?

Como su nombre indica, la psicología es el estudio de las características psicológicas consustanciales al ser humano. Se interesa por lo tanto por conceptos tales como el temperamento, el carácter, la personalidad, etc. Desde un punto de vista rosacruz, incluye también el estudio del alma y sus atributos, entre los cuales está la conciencia misma.

La psicología forma parte integrante de las enseñanzas de la Orden Rosacruz AMORC, pero se trata desde un ángulo espiritual. Así pues las explicaciones con respecto a la conciencia, al pensamiento y a la mente, están siempre en relación con la dimensión espiritual del hombre.

¿La Orden Rosacruz AMORC tiene el monopolio de la Verdad?

La Orden Rosacruz nunca ha pretendido tener el monopolio de la Verdad. Además, cualquier organización religiosa, filosófica o de otra índole que lo pretenda, da prueba de su intolerancia y su dogmatismo. Diremos más bien que la Orden Rosacruz es una vía de conocimiento interior basada en verdades necesariamente relativas.

¿Los Rosacruces estudian la enseñanza de un maestro del pensamiento o de un gurú?

No. Las monografías rosacruces son impersonales y permiten tener acceso a un conocimiento que se ha transmitido a través de los siglos, de Escuela de Misterios en Escuela de Misterios. Por otra parte, la Tradición rosacruz siempre ha afirmado que el más grande de los Maestros no es otro que nuestro propio Maestro interno, ya que es Dios en el interior del hombre. Debemos precisar igualmente que todos los dirigentes de la Orden Rosacruz AMORC a nivel mundial se oponen por completo al culto a la personalidad.

¿Hay iniciaciones en la Orden Rosacruz AMORC?

Naturalmente. Si no hubiera iniciaciones en la AMORC eso querría decir que no es una organización verdaderamente tradicional e iniciática. Dicho esto, las iniciaciones rosacruces  no tienen nada que ver con prácticas ocultas, supersticiosas o fantasiosas. Sin entrar en detalles, diremos simplemente que consisten en ceremonias simbólicas que tienen tres objetivos principales: en primer lugar, presentar al Rosacruz el nuevo grado que está a punto de estudiar; en segundo lugar, revelarle un aspecto particular de la Tradición Rosa-Cruz; en tercer lugar, permitirle estar momentáneamente en contacto con su alma. La belleza y la pureza de estas iniciaciones radican esencialmente en el simbolismo y la profundidad de lo que se dice y se realiza en tales circunstancias. Es en las Logias de la Orden Rosacruz donde se transmiten con toda su pureza tradicional. Debemos precisar no obstante que no son obligatorias en ningún caso.

La literatura esotérica atribuye “poderes” a los Rosacruces. ¿Es un mito o una realidad?

Como hemos dicho, las enseñanzas rosacruces contienen experimentos cuyo objetivo es despertar ciertas facultades latentes en el hombre, como la intuición, la premonición, la visualización, la telepatía… Hoy en día, estas facultades entran en el marco de la parapsicología e incluso son estudiadas por algunos científicos. Por poner un ejemplo, ciertos experimentos efectuados en laboratorio han demostrado que la telepatía, es decir, la posibilidad de comunicarse por medio del pensamiento, es una realidad. En cuanto a la intuición, ¿quién puede negar su existencia?

Si estas facultades se califican de “paranormales” es porque el común de los mortales no hace uso de ellas. Sin embargo eso no quiere decir que el hombre no las posea en estado latente. Einstein mismo afirmaba que sólo utilizamos un 10% aproximadamente de nuestras facultades mentales. Como sabemos, este gran científico y filósofo tenía un poder de abstracción fuera de lo común. ¿Se debe calificar este poder de “paranormal”, con el pretexto de que muy pocas personas lo poseen, o se debe considerar que es normal desde el momento en el que se usa?

En cualquier caso, la adquisición de “poderes” no es ni ha sido nunca un objetivo en sí para los Rosacruces, tanto más cuanto entra más dentro del marco del ocultismo que del misticismo. Como movimiento filosófico, la Orden Rosacruz AMORC concede mucha más importancia al despertar de las facultades del alma, es decir, a la adquisición de las cualidades que dan valor al ser humano. Dicho de otro modo, lo que buscan ante todo, es la sabiduría.

¿La Orden Rosacruz pide a sus miembros que se abstengan de comer carne, fumar o beber alcohol?

La AMORC no intenta cambiar las costumbres y el modo de vida de sus miembros con medidas autoritarias o con decretos autocráticos. Las enseñanzas rosacruces hacen comprender poco a poco a cada uno lo que es bueno para la salud, dejándole al mismo tiempo determinar por sí mismo si puede o debe seguir tal o cual régimen alimentario u otro. En este campo, nada es más válido que el estudio y la experiencia personales.

¿La Orden Rosacruz AMORC enseña astrología?

Aunque la astrología no forme parte de las enseñanzas de la Orden, numerosos Rosacruces se interesan por ella, ya que es cierto que permite entender algunos aspectos de nuestra personalidad y de nuestra existencia. Dicho esto, no es indispensable para el conocimiento de sí mismo. Es pues totalmente posible desarrollarse armoniosamente en todos los planos y alcanzar un elevado nivel espiritual sin tener la menor noción de astrología.

Los Rosacruces siempre han considerado la astrología como un arte y no como una ciencia, en el sentido de que recurre en gran parte a la interpretación. Por otra parte, es deplorable que se esté empleando más con fines adivinatorios que para conocerse mejor a sí mismo. En cualquier caso, nunca se debe olvidar que el hombre dispone siempre de libre albedrío y que, según reza el famoso proverbio, “los astros inclinan, pero no obligan”.

¿Los Rosacruces deben adoptar un modo de vida particular?

No se impone ningún modo de vida particular (vegetarianismo, abstinencia, meditación intensiva, etc.) a los Rosacruces. Además, no tienen que seguir ninguna orden ni mandato de ningún gurú. Al contrario, desde el principio de su afiliación, se les recomienda que escuchen sólo la voz de su propia conciencia y que la consideren como su único Maestro. Del mismo modo, se les pide que siempre sean “un punto interrogación viviente” y que sólo acepten las enseñanzas que puedan demostrarse a si mismos.

Deseando respetar la libertad de cada uno, la Orden no hace más que proponer sus enseñanzas, que son completamente impersonales. En este aspecto, el objetivo de la AMORC es más inducir a sus miembros a plantearse preguntas que aportar respuestas categóricas a los temas estudiados. A este respecto, está desprovista de todo dogmatismo y sectarismo.

¿Un Rosacruz afiliado desde hace algunos años a la Orden es representativo de la filosofía rosacruz?

El valor de las enseñanzas rosacruces reside esencialmente en su aplicación, ya que únicamente la comprensión intelectual no es suficiente. Por otra parte, cada miembro tiene su propia personalidad y no posee el mismo nivel cultural y espiritual en el momento de su afiliación. El número de años pasados en la Orden tiene pues un valor relativo y no es necesariamente representativo de la filosofía rosacruz. Desgraciadamente puede suceder incluso que Rosacruces antiguos tengan un comportamiento que no se ajuste a lo que se podría esperar de ellos. No obstante, es de esperar que un miembro ya antiguo manifieste cierto ideal de comportamiento en su vida diaria.

¿Cuál es la definición rosacruz de la felicidad?

Podemos considerar que la felicidad es el estado de consciencia que resulta de un equilibrio perfecto entre la satisfacción de las necesidades legítimas del cuerpo y la de las aspiraciones más puras del alma. Esta es la razón por la que es imposible ser feliz si uno se consagra exclusivamente a la espiritualidad, o contrariamente, si se lleva una vida puramente materialista.

¿Cómo conciben el sufrimiento los Rosacruces?

En primer lugar, debemos precisar que los Rosacruces no consideran que el sufrimiento sea una necesidad para evolucionar espiritualmente o para acercarse a Dios. Lo ideal sería incluso no tener que pasar nunca por la experiencia del sufrimiento, lo que es prácticamente imposible debido a la condición humana actual. Dicho esto, el hecho de sufrir conduce generalmente a una toma de conciencia positiva para la evolución espiritual de la persona en cuestión, induciéndola a relativizar los demás problemas existenciales, especialmente aquellos que son de naturaleza puramente material. Sea como fuere, debe hacerse todo lo posible para aliviar a quienes sufren, ya sea física o mentalmente.

¿Desde un punto de vista rosacruz, cómo se explica la crisis que el mundo vive actualmente?

La historia es un eterno volver a empezar, en el sentido de que la humanidad conoce periódicamente crisis que constituyen otras tantas pruebas evolutivas. Vivimos en un mundo en el que prevalece el materialismo, ocasionando todos los males que conocemos. Desde un punto de vista rosacruz, está claro que la única manera de superar la crisis actual consiste en volver a los valores esenciales de la vida: el amor, la solidaridad, la fraternidad y, más que nunca, la espiritualidad, en el sentido más noble y elevado de este término. A este respecto, recordemos la famosa declaración de André Malraux: “El siglo XXI será espiritual o no será”.

La Orden Rosacruz AMORC habla a menudo de humanismo. ¿Qué significado le da?

Bajo el efecto del materialismo que prevalece desde hace décadas, el mundo ha evolucionado de tal manera que ha puesto al hombre al servicio de la economía, la política, la tecnología, la ciencia…, lo que ha contribuido a “deshumanizar” la sociedad y a volverla aún más materialista. Para los Rosacruces, es evidente que tal deriva no puede sino acarrear la decadencia de la civilización en un plazo más o menos corto.

Es pues imprescindible volver a colocar al hombre en el centro de nuestras preocupaciones, lo que implica volver a poner a su servicio todos los ámbitos de la actividad humana y no al revés, como es el caso desde hace demasiado tiempo. Esto es precisamente lo que la Orden Rosacruz AMORC. entiende por “humanismo”. Debemos añadir que tal ideal de sociedad parece indisociable de la espiritualidad, porque en los aspectos más positivos del alma humana es donde residen los valores que lo hacen posible.

¿Qué significa la palabra “misticismo”?

La palabra “misticismo”, a la que a menudo se da un sentido peyorativo, proviene de la palabra griega “mysticos”, que significa “estudio de los misterios de la vida”. No tiene por lo tanto ninguna connotación religiosa u oculta. Para los Rosacruces, esta palabra reviste un sentido a la vez teórico y práctico. A nivel teórico, corresponde al estudio de las leyes que rigen el universo, la naturaleza y el hombre. A nivel práctico, representa la aplicación de estas leyes, para hacer la vida más feliz y desarrollarse plenamente en los planos físico, mental y espiritual.

¿Qué enseña la Orden Rosacruz AMORC a propósito del karma?

El karma, llamado igualmente “ley de compensación”, es la doctrina que enuncia que nuestra vida diaria está condicionada por la manera en que aplicamos nuestro libre albedrío. Es decir, es el principio según el cual “cada uno recoge lo que siembra”. En virtud de este principio, la mayoría de los problemas y pruebas que encontramos en nuestra existencia se deben a errores de juicio o de comportamiento por nuestra parte, pudiendo estos errores además remontarse a vidas anteriores. Inversamente, lo que conocemos en términos de felicidad y de suerte resulta del hecho de que lo merecemos kármicamente. A este respecto, el karma puede ser tanto positivo como negativo.

¿Creen los Rosacruces en la reencarnación?

La reencarnación siempre ha formado parte de las enseñanzas de la Orden, pero no constituye en ningún caso un dogma. Así, hay Rosacruces que no admiten esta doctrina por razones personales. Eso no les impide en absoluto progresar en el plano interno, porque en este campo las creencias o las convicciones de cada uno no son lo que importa, sino los esfuerzos que desarrolla para perfeccionarse y actuar como debe hacerlo un místico digno de este nombre.

Desde un punto de vista rosacruz, el objetivo del hombre es evolucionar hacia el estado de Perfección total o relativo que han manifestado en la Tierra algunos Maestros e Iniciados. En virtud de este principio, parece evidente que tal objetivo no puede alcanzarse en una sola vida. Por lo tanto debe reencarnar durante todo el tiempo que sea imperfecto en sus juicios y su comportamiento. Desde el momento en el que se ha vuelto perfecto, ya no tiene la obligación de volver a vivir en la Tierra y permanece como alma en lo invisible, participando directamente en el Plan divino. Este concepto se encuentra además en el Budismo.

¿Se pueden recordar las encarnaciones pasadas?

Sí, pero con dificultad y sólo en parte. En este sentido, es deplorable que tantos “gurús”, mediante dinero, afirmen que pueden hacer experimentar una regresión a cualquiera a sus vidas anteriores. Esto es a la vez engañoso, deshonesto y peligroso.

¿Los Rosacruces consideran la alquimia como una ciencia?

La alquimia es un arte y no una ciencia, en el sentido de que corresponde a un proceso que involucra gran parte de incertidumbres, tanto a nivel del método utilizado como de los resultados obtenidos. Como sabemos, su objetivo es transformar los metales toscos en oro por medio de una transmutación que se desarrolla en varias etapas. Además, parece que este arte, que se practicó principalmente en la Edad Media, ya no está en uso hoy en día. En cuanto a los Rosacruces actuales, se dedican más bien a la alquimia espiritual, que consiste en trabajar sobre sí mismo para transmutar todos los defectos en su cualidad opuesta.

¿Cuál es la concepción rosacruz de Jesús?

Desde un punto de vista rosacruz, Jesús forma parte de los Maestros que han encarnado en diferentes épocas para guiar a la humanidad y dar un impulso a su evolución espiritual, como también lo hicieron Moisés, Buda y Mahoma, por citar solo a los más conocidos. No es objeto de un culto particular en las enseñanzas de la Orden. Tampoco se presenta como el único Hijo de Dios o como Dios mismo. Dicho esto, todo Rosacruz es libre de considerarlo así, especialmente si pertenece a la religión cristiana.

¿Los Rosacruces creen en la existencia del paraíso y del infierno?

No. En realidad, se trata de dos mitos que las distintas religiones crearon para animar a los hombres a hacer el bien y desalentarles de hacer el mal. Desde un punto de vista rosacruz, el infierno corresponde a los sufrimientos que los hombres padecen lamentablemente en la Tierra, la mayoría de las veces debido a sus propios errores de comportamiento. Al contrario, el paraíso representa las alegrías que conocen en sus momentos de felicidad.

¿Creen los Rosacruces en el Diablo?

No. Si existiera, querría decir que Dios, que las religiones consideran como la Bondad y la Perfección mismas, habría creado una Entidad demoníaca con el poder de oponerse a Él y de incitar a los hombres a hacer el mal, lo que parece un poco contradictorio. En realidad, el Diablo no es otra cosa que el hombre mismo cuando aplica su libre albedrío de manera negativa, hasta el punto de cometer actos violentos, destructivos y bárbaros.

¿Los Rosacruces creen en los milagros?

En el sentido estrictamente religioso, no. En realidad, lo que se llama “milagros” son, o bien alegorías teniendo por objetivo divinizar a los personajes principales de las diferentes religiones (Moisés que abre las aguas del Mar Rojo, Buda que saluda al Este cuando acaba de nacer, Jesús que multiplica los panes para la muchedumbre hambrienta, Mahoma que vuela hacia el cielo después de su muerte, subido en un caballo…), o bien la aplicación de leyes naturales, universales o espirituales que somos incapaces de comprender y explicar en un momento dado de los conocimientos científicos. Este es especialmente el caso de las curaciones llamadas“milagrosas”.

¿Si Dios existe, por qué el hombre se enfrenta a tantas pruebas, desdichas y miserias?

Muchas personas piensan que si Dios existiera, procuraría que todos los hombres fueran felices. Sin embargo, cuando se consideran las pruebas, las desdichas y las miserias a las cuales se enfrentan, se constata que ellos mismos son a menudo la causa. Por ejemplo, la mayoría de las enfermedades se deben a la violación de leyes naturales o a una falta de higiene, la mayoría de los accidentes a la imprudencia o a la negligencia, etc.

En cuanto a las guerras, son los hombres quienes las hacen y no Dios. A este respecto, es importante comprender que Dios no es un Ser antropomórfico, sino una Inteligencia, una Conciencia, una Energía universal e impersonal. Como tal, no se opone al libre albedrío de los hombres cada vez que estos ponen su vida en peligro por errores de juicio, de elección o de comportamiento. En cambio, si vivieran en armonía con las leyes divinas (naturales, universales y espirituales), conocerían infinitamente menos pruebas y miserias. Hasta se puede decir que serían felices, de ahí la necesidad de estudiar y respetar estas leyes.

Si bien es imposible demostrar la existencia de Dios, no se puede negar que la Creación es necesariamente la obra de un Creador. Y puesto que el universo y la naturaleza están regidos por leyes que son la admiración de todos, se desprende que este Creador es prodigiosamente inteligente. Por lo tanto, por qué no llamarlo “Dios”. Por otra parte, cuando se considera lo más bello y útil que el hombre ha realizado en las ciencias, las artes, la literatura, la arquitectura, etc., y cuando se piensa en los sentimientos más nobles que es capaz de sentir y expresar para su propio bien y el de otros, (amor, amistad, compasión, etc.), no se puede dudar que posee en él algo Divino.

¿Se oponen Los Rosacruces a la anticoncepción y al aborto?

Ante todo, debemos precisar que no existe ninguna postura oficial de la AMORC sobre estos dos puntos, ya que cada persona debe ser libre de tener su propia opinión al respecto.

Es evidente que uno de los mayores peligros futuros para la humanidad es la superpoblación, puesto que afecta especialmente a los países pobres incrementando su pobreza.

Debemos aprender a administrar y repartir mejor los productos de la tierra. Aún así, está claro que los recursos naturales no son inagotables. La contracepción podría entonces ser un medio eficaz para regular la natalidad. En cuanto al aborto, este corresponde a una decisión muy seria, aunque es evidente que se pueden dar circunstancias que justifiquen dicha decisión. De todas maneras, no se puede estar en su contra exclusivamente en razón a dogmas religiosos, sino como consecuencia de una elección basada en la ética personal.

¿Qué importancia concede la Orden a la ecología?

Evidentemente, la tierra es el marco de nuestra vida. Desde el punto de vista rosacruz, ella es también el cuerpo que el alma colectiva de la humanidad utiliza para evolucionar hacia su propio ideal de Perfección. Por otro lado, es la obra máxima de la Creación. Merece, por lo tanto, nuestro mayor respeto y debe suscitar nuestra admiración. Lamentablemente, los hombres, por ignorancia, negligencia o por interés, no dejan de perjudicarla (poluciones diversas, una excesiva deforestación, la masacre de algunas especies, etc.).

Si no se hace nada a nivel mundial para acabar con ello, nuestro planeta morirá en una lenta agonía y todos tendremos una gran parte de responsabilidad en este drama planetario. En último análisis, la ecología forma parte integrante del misticismo, ya que uno no puede interesarse por los misterios de la vida sin preocuparse por el futuro de la Tierra. Esta es la razón por la que los Rosacruces son especialmente sensibles a los problemas del medio ambiente y se dedican a dar el ejemplo de un comportamiento respetuoso respecto a la naturaleza y todos los seres vivos. Desde el momento en el que uno se consagra a la espiritualidad, no puede sino sentirse afectado por el futuro de nuestro planeta, ya que es una expresión admirable de las leyes divinas.

¿Cuál es la concepción rosacruz de la moral?

Desde un punto de vista rosacruz, la moral puede resumirse en tres puntos: el respeto hacia uno mismo, el respeto hacia los demás y el respeto hacia nuestro medio ambiente.

¿Por qué la Orden no se pronuncia públicamente sobre los grandes problemas del mundo, como el racismo, el fanatismo, el hambre…?

Porque esta no es y nunca ha sido su vocación. El objetivo de la Orden Rosacruz AMORC no es cambiar el mundo en base a posiciones que tendrían inevitablemente connotaciones políticas. Es más bien sensibilizar a cada uno de sus miembros sobre los ideales humanistas que puede defender y servir en su vida cotidiana. En efecto, el mejor medio de superar los grandes problemas a los cuales se enfrenta la humanidad es en primer lugar solucionarlos a nivel individual. Si el racismo existe a nivel colectivo, es porque la mayoría de los individuos, incluso si no tienen conciencia de ello, son más o menos racistas. Del mismo modo, si el fanatismo devasta el mundo, es porque la mayoría de las personas aún son intolerantes, incluso en ocasiones si están convencidos de lo contrario.

Esta es la razón por la que la Orden Rosacruz AMORC, más que denunciar públicamente el racismo, el fanatismo y tantos otros males que sufre nuestro mundo, prefiere intentar abrir el corazón de sus miembros y de sus simpatizantes e incitarles a ser fraternales, tolerantes, altruistas, etc. Por lo tanto, es a cada uno ellos a quien corresponde actuar a su nivel para concretar en actos los ideales a los cuales se adhiere. Pero la Orden, como movimiento filosófico, no viene a pronunciarse públicamente respecto a tal o cual problema, ni tampoco decir a sus miembros qué deben hacer individualmente para combatir el odio, la miseria, la injusticia, etc. Son ellos los que deben definir sus propios métodos de acción y asumirlos, no como Rosacruces, sino como individuos y ciudadanos.

¿La Orden se implica en las actividades familiares, religiosas, políticas, sociales o profesionales de sus miembros?

Nunca se pide a un Rosacruz hacer cualquier cosa que pueda constituir una injerencia de la Orden en su vida familiar, religiosa, política, social, profesional o de otra índole. A este respecto, la AMORC es completamente respetuosa con la libertad individual de cada uno de sus miembros y, por supuesto, con las leyes vigentes.

¿Qué opina la Orden Rosacruz AMORC con respecto a los extraterrestres?

La AMORC no tiene una postura oficial sobre este tema. Sin embargo, la mayoría de los rosacruces están convencidos de que existe la vida, no sólo en la tierra, sino en otros planetas y que otras humanidades pueblan el universo. Algunas están más evolucionadas que la nuestra y otras lo están menos. En este tema, el problema que se suscita es, más que nada, el de comprender cómo los extraterrestres pueden viajar hasta nosotros, tomando en cuenta las infinitas distancias que nos separan de otros sistemas solares. Se trata de un gran enigma para los estudiosos, aunque el hecho de que en la actualidad sean incapaces de resolverlo, no significa que los numerosos testimonios registrados respecto a ovnis, sean falsos o fantasiosos en su totalidad.

¿Qué propone la Orden Rosacruz AMORC para luchar contra la violencia?

La violencia no es una fatalidad; tiene su fuente en el comportamiento humano. Si es cierto que existe en todo individuo en estado latente, se expresa generalmente debido a factores desencadenantes muy distintos: desequilibrio mental, tensión, sentimiento de injusticia, sentimiento de frustración, instinto de supervivencia, necesidad de dominar… Dicho esto, el mayor catalizador de la violencia es la propia violencia. Para luchar eficazmente contra ella, sería necesario pues comenzar por procurar que esté mucho menos presente en las pantallas de televisión y cine. Paralelamente a esto, se debería enseñar la no-violencia en las escuelas, dentro del mismo concepto que las otras virtudes (tolerancia, honradez, benevolencia, etc). Los propios padres deberían ser un ejemplo en este ámbito. El problema de la violencia está vinculado directamente con el de la educación, en el sentido más amplio de este término.

¿Qué significa la palabra “misticismo”?

La palabra “misticismo”, a la que a menudo se da un sentido peyorativo, proviene de la palabra griega “musticos”, que significa “estudio de los misterios de la vida”. No tiene por lo tanto ninguna connotación religiosa u oculta. Para los Rosacruces, esta palabra reviste un sentido a la vez teórico y práctico. A nivel teórico, corresponde al estudio de las leyes que rigen el universo, la naturaleza y el hombre. A nivel práctico, representa la aplicación de estas leyes, para hacer la vida más feliz y desarrollarse plenamente en los planos físico, mental y espiritual.

A menudo se dice que “la casualidad no existe”. ¿Qué piensan los Rosacruces?

Los Rosacruces también piensan que “la casualidad no existe”, en la medida en que lo que les ocurre a los hombres generalmente es el efecto de causas que ellos mismos han creado. A nivel individual, es necesario reconocer igualmente que nuestra existencia está condicionada por acontecimientos que resultan mayoritariamente de lo que hemos pensado, dicho o hecho. A ello se le añade el hecho de que a veces se experimentan situaciones relacionadas con lo que tradicionalmente se llama la “Divina Providencia”. En este orden de ideas, a Einstein le gustaba decir: “La casualidad, es el sendero que toma Dios cuando quiere permanecer en el anonimato”.

¿Qué piensa la Orden Rosacruz AMORC del espiritismo?

Antes de responder esta pregunta, primero tenemos que precisar que hay dos grandes corrientes espiritistas:

– La primera niega la reencarnación y enseña que el “espíritu” de los difuntos alcanza el mundo espiritual después de la muerte y permanece allí para toda la eternidad. En virtud de este principio, los partidarios de esta corriente espiritista consideran que, a través de evocaciones colectivas o por intermedio de un médium, se puede entrar en contacto con el “espíritu” de personas que vivieron hace siglos. Si se cree en la reencarnación, esto no es posible, pues los “espíritus” reencarnan después. Por lo tanto no puede tratarse de Julio César, Cleopatra, Luis XVI, Maria Antonieta, etc. Añadamos que es curioso constatar que los contactos así establecidos, siempre son con personajes muy ilustres. Parece que los millones de otras personas no tienen “espíritu” o que rechazan todo contacto.

– La segunda corriente espiritista admite la reencarnación y enseña que las prácticas espiritistas permiten entrar en contacto con el “espíritu” de todos aquellos que están a la espera de reencarnar. En principio, esta posibilidad existe, pero la mayor parte del tiempo, los “espíritus” con los que se ha establecido contacto son entidades poco evolucionadas que permanecen muy apegadas a la Tierra y que ocupan los planos más bajos en lo invisible. Por eso, se prestan de buena gana a este tipo de prácticas, porque les permite mantener cierto contacto con el plano terrestre. El problema, es que tales “espíritus”, debido a su falta de evolución, no dudan en mentir, en engañar y en hacerse pasar por “espíritus” mucho más célebres.

Por regla general, la AMORC. desaconseja firmemente el espiritismo. En último análisis, las prácticas espiritistas no aportan nada auténtico e incluso pueden ser peligrosas en los planos psíquico y psicológico. Dicho esto, es posible comulgar con las almas que ya no están encarnadas, especialmente con las de los seres queridos que se ha conocido bien. Pero tal comunión solo puede realizarse elevándose en conciencia hacia ellas, y no haciéndolas descender hacia nosotros. Además, debe ser individual y no colectiva.